Durante la mañana del viernes 27 de marzo, se realizó uno de los habituales simulacros de incendio con un éxito rotundo. Se consiguió evacuar todo el edificio en tan sólo 2 minutos y 50 segundos.